lunes, 16 de junio de 2014

Participación de los profesionales en los grandes temas judiciales

Nuestra tesis parte de sostener que el sentir de la sociedad no se encuentra suficientemente representado en los procesos de enjuiciamiento trascendentales.

Pensamos que los mecanismos democráticos de representación de los ciudadanos no encuentra su reflejo en los casos que despiertan genuino interés público, con las consecuencias que se derivan.

Que esa ausencia o desconexión genera múltiples efectos como la facilitación del error y el fraude procesal, la desconfianza social, un sentimiento de falta de justicia y en definitiva, la degradación progresiva del sistema.

La legitimación de las OSC[1] genera cierto control social de los procesos y mayores respuestas cercanas al sentir de los ciudadanos. Actúa como contrapeso en la búsqueda de un razonable equilibrio.

El agrandamiento de la brecha entre un sistema no participativo y el sentir de una sociedad, que sólo aprecia creciente falta de justicia, torna impredecibles las consecuencias e incita al descontento, la protesta y el conflicto social.

La respuesta que brindan los medios de comunicación independientes mejoran la relación, pero sólo en aquéllos casos en que el interés periodístico coincide con el sentir y necesidades de la sociedad.

Si buscamos algunas posibles causas, podemos enumerar:
  • Desconocimiento y desinterés por las consecuencias.
  • Falta de conexión entre la sociedad, la academia, los profesionales y el sistema de enjuiciamiento institucionalizado.
En caso de admitirse la tesis inicial, cabe preguntase qué opciones y formas de participación podrían mejorar esa falta de presencia. Algunas opciones:
  • Legitimar e incentivar la participación de las OSC,
  • Crear conciencia en los directores de los procesos: jueces y tribunales, fiscales y procuradores.
  • Oferta de mecanismos participativos: peritos Ad hoc de la sociedad civil, pedidos de consultas y dictámenes, convocatoria a amigos del tribunal (amicus curiae).
Además, la proximidad de las OSC con los procesos trascendentes, pueden minimizar intentos y hechos forzados de apartamiento de funcionarios judiciales independientes, léase casos Campagnoli, Rafecas-Rívolo-Righi-Lijo, Herrero-Fernández (camaristas de la seguridad social), más allá de las particularidades y bemoles de cada caso.

Algunas críticas y autocríticas:
  • Excesiva politización de algunas casas de estudio[2] y una decreciente pluralidad de diferentes líneas de pensamiento.
  • Excesiva dependencia de factores económicos de algunos colegios y consejos profesionales que concentran la labor de las entidades en tecnicismos profesionales y los alejan de los temas centrales, en detrimento de los intereses mayores del país.
  • Incipiente nacimiento y desarrollo de OSC que no se encuentran suficientemente reconocidas y convocadas, que si bien cuentan con condiciones aptas u óptimas de desarrollo, son vistas como una amenaza por parte de ciertos factores de poder.
Mientras las organizaciones de magistrados y la actual Corte Suprema de Justicia, fueron mejorando el vínculo del poder judicial con el periodismo, no se registran suficientes progresos reales en la relación de las OSC y esa misma justicia, constituyendo una materia pendiente.

Las OSC aspiran a que la siguiente década se caracterice por subsanar esa asignatura no cumplida, como una forma de acercar a la sociedad civil a través de las entidades que intentan representan sus intereses y sentir.

Este diagnóstico subjetivo de la realidad, podría ser el puntapié inicial para la reflexión, acerca no sólo del rol a cumplir por las OSC, sino también por parte de la academia y de los organismos profesionales.

Indudablemente el mayor involucramiento de ciertos actores, por un lado, así como una creciente incidencia de otros, léase OSC, podrían ser un camino para construir conjuntamente un horizonte de esperanza y porvenir.




[1] Organizaciones de la sociedad civil.
[2] Algunos Facultades de grado y posgrado, en especial, las pertenecientes a universidades nacionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario